Marco de Educación Ética

Marco de Educación Ética

El Marco de Educación Ética ha sido el centro del Programa Aprender a Vivir Juntos desde su lanzamiento en 2008. Este incluye los elementos conceptuales clave que constituyen la lógica y las bases del programa, los valores en los que se basa y el enfoque educativo que define la manera de planificar e implementar el programa Aprender a Vivir Juntos con el fin de garantizar una experiencia de educación ética interreligiosa e intercultural de alta calidad y enriquecedora.

El objetivo del Programa Aprender a Vivir Juntos es crear espacios para que niños, niñas y jóvenes tomen decisiones éticas, alimenten su espiritualidad y transformen juntos sus comunidades sobre las bases de valores que promuevan el respeto hacia sus propias culturas y creencias y las de los demás.

El Marco de Educación Ética promueve una manera nueva y dinámica de pensar sobre la ética dentro de una sociedad global y plural. La educación sobre la ética es algo que todas las religiones y sociedades pueden hacer de manera independiente; lo que es único en esta iniciativa es que se hace desde un punto de vista intercultural e interreligioso.

El enfoque educativo describe los métodos y los elementos esenciales para el diseño, planificación, puesta en práctica, monitoreo y evaluación de programas de Aprender a Vivir Juntos para garantizar calidad y experiencias de aprendizaje transformadoras para niños, niñas y jóvenes. El enfoque educativo está basado en oportunidades de aprendizaje y prácticas que dan lugar a la reflexión ética lo cual fomenta, sobretodo, las interrelaciones, y lleva a un pensamiento crítico, al desarrollo de la imaginación, la conciencia crítica, así como al aprendizaje auto-dirigido.

Este enfoque requiere el desarrollo de entornos seguros de aprendizaje, el uso de métodos de aprendizaje participativos y de colaboración y sensibilidad hacia el contexto en el que los programas tienen lugar. Finalmente, el enfoque tiene como objetivo dar la oportunidad a niños, niñas y jóvenes de actuar colectivamente para alcanzar objetivos comunes, construyendo a partir de sus cualidades individuales, valorando la diversidad que les rodea y alimentando su espiritualidad. Este enfoque educativo requiere formadores conscientes del impacto de sus acciones, comportamientos y actitudes en los niños y niñas y que aspiren a convertirse en modelos a seguir.

La siguiente presentación interactiva los guiará a través del Marco de Educación Ética y les explicará de qué se trata el Marco de Educación ética que utilizamos en la planificación, implementación y monitoreo de nuestros programas de Aprender a Vivir Juntos.