El nuevo programa de Educación Ética llamado "Fortalecimiento de los Sistemas Familiares" tiene como objetivo dar apoyo a padres y cuidadores para nutrir valores y espiritualidad en los niños y niñas. La primera fase de desarrollo del programa utilizará el marco de Aprender a Vivir Juntos en Brasil, Ecuador, India, Portugal y Estados Unidos de América.

Maestros, trabajadores sociales, líderes comunitarios, psicólogos, terapeutas de familia, que han sido formados en el uso del manual, están desarrollando programas que ponen en práctica el marco de Aprender a Vivir Juntos para trabajar con familias de diferentes orígenes socio-económicos, religiosos y culturales. El objetivo es apoyar la crianza positiva y la creación de ambientes saludables para niños, así como dar cuenta de los elementos del programa Aprender a Vivir Juntos y otros que puedan ser útiles en el trabajo con familias y de qué manera.

La información, el aprendizaje, las experiencias y recomendaciones de los programas piloto servirán para el desarrollo de un nuevo recurso para trabajar con familias. Los miembros del Consejo Interreligioso de Educación Ética para Niños están trabajando paralelamente en el primer borrador del marco conceptual del programa que será completado con los hallazgos de los proyectos piloto, así como de las aportaciones de modelos teóricos y de la experiencia práctica.

Pronto compartiremos con ustedes los avances en el desarrollo de este programa.

Lee nuestra edición especial del Boletín de Educación Ética de Arigatou International dedicado al tema de familia, valores y religión(en inglés). En esta edición Arigatou International Ginebra se une a las celebraciones del Vigésimo Aniversario del Día Internacional de la Familia para crear conciencia sobre la importancia de la familia en el desarrollo de la niñez y el papel que los padres y cuidadores juegan en la creación de entornos seguros para que los niños y niñas crezcan y desarrollen sus identidades plenamente.

La familia constituye un espacio importante para proteger a los niños y niñas y apoyarlos para que se desarrollen física, emocional y espiritualmente. A pesar de este importante papel, muchos niños alrededor del mundo son, desafortunadamente, víctimas de violencia física, sexual y sicológica perpetuada por sus mismos padres, familiares y cuidadores. La violencia en la familia continúa siendo normalizada en muchas partes del mundo, a menudo no se denuncia debido a temor, pena, falta de conocimiento o apoyo. En muchos lugares el castigo corporal, la negligencia, la indiferencia emocional o la violación de los derechos de los niños a participar en decisiones que los afectan o a ser escuchados, no es una excepción sino una regla en sus vidas. Muchos niños y niñas son víctimas de violencia en nombre de su protección, justificada algunas veces por normas religiosas y culturales; aún así, los líderes religiosos juegan un papel importante en ayudar a desafiar las prácticas dañinas, promover los derechos de los niños y motivar a los padres, madres y cuidadores a desaprender aquellas prácticas violentas utilizadas en la crianza de los hijos, y así comprender cómo y cuánto ellos influencian y moldean sus vidas y futuro.

En esta edición encontrarán artículos sobre el papel de la familia en el desarrollo de valores en los niños y niñas desde diferentes perspectivas religiosas y filosóficas, así como desde puntos de vista de expertos en el desarrollo de la niñez y las relaciones familiares.