Los programas de Formación para educadores y capacitadores que trabajan con niños y jóvenes están basados en un modelo de competencias y se componen de talleres de tres niveles de formación:

Capacitación Básica:

Está diseñado para presentar el manual, su marco educativo, perspectiva y metodologías, con el objetivo de ponerlo en práctica con niños y jóvenes. Al final del taller, los participantes están equipados con conocimiento, habilidades y herramientas para diseñar y poner en práctica programas basados en Aprender a Vivir Juntos en los contextos donde trabajan. La duración de un taller básico es de 28 horas.

Capacitación Avanzada:

Está diseñado para aquellos que ya han pasado el primer nivel y tienen experiencia en el uso del programa con niños y jóvenes. Este nivel tiene como finalidad aumentar el conocimiento del capacitador sobre el contenido, el marco y la perspectiva educativa, desarrollar más habilidades de capacitación y adquirir herramientas para llevar a cabo un proceso de evaluación y monitoreo. La Capacitación Avanzada se puede realizar en nuestra plataforma online. Se ofrecen cuatro cursos durante el año. Los capacitadores pueden registrarse en diferentes momentos.

Formación de Capacitadores:

Este nivel está diseñado para personas que han demostrado habilidades de capacitación y tienen experiencia utilizando el programa con niños y jóvenes. Los objetivos son: 1) desarrollar competencias para diseñar y dirigir programas de capacitación en el uso del manual para otros capacitadores; 2) ser capaces de integrar una perspectiva educativa intercultural e interreligiosa en el programa de capacitación; 3) interpretar y adaptar de manera creativa el material de formación a contextos específicos y 5) mejorar su papel como modelo positivo a imitar en línea con los valores expresados en el manual. La duración de este taller de experto en capacitación es de ocho días.

Los educadores son seleccionados en función de los siguientes criterios: 1) interés y motivación por la educación intercultural e interreligiosa; 2) experiencia trabajando con niños y jóvenes; 3) habilidades de formación 4) apoyo por parte de sus escuelas y organizaciones, y 5) disponibilidad para capacitar a otros formadores. La selección tiene en cuenta la diversidad religiosa, cultural y de género.

Para más información sobre los programas de formación, por favor contáctenos.

Leer más sobre nuestro programa piloto de Formación de Capacitadores organizado en Caux. (en inglés)