En las Noticias

Implementación del programa Aprender a Vivir Juntos en Bután

El programa Aprender a Vivir Juntos (AVJ) está siendo implementado en Bután por la Comisión Nacional de Bután para la UNESCO y el Fondo de Desarrollo de la Juventud de Bután (YDF), con el propósito de equipar a profesores y jóvenes con el conocimiento y las habilidades necesarias para desarrollarse como ciudadanos globales y promover cohesión social en sus comunidades.

La Comisión Nacional de Bután para la UNESCO, con el apoyo de la Comisión Nacional de Corea, organizó el Taller Nacional de Creación de Capacidades para Profesores Butaneses en Educación para la Ciudadanía Global. En el programa, que se llevó a cabo entre el 7 y el 10 de julio, participaron 42 personas entre administrativos, profesores y jóvenes provenientes de 28 escuelas en 14 distritos diferentes.

Durante el taller se realizaron diferentes sesiones basadas en el Programa AVJ. El Sr. Udhim Subba, Vice-director de la Escuela Central Pakshikha en Chukha y facilitador del programa AVJ, dirigió las sesiones junto a otros colegas. Las sesiones tuvieron como objetivo animar a los profesores a analizar situaciones de la vida real de manera crítica y plantear soluciones creativas. También motivó a los participantes a construir puentes de confianza y trabajar en equipo, y les ayudó a reflexionar sobre la importancia de fomentar la paz y el respeto por la diversidad.

Por otra parte, el Fondo de Desarrollo de la Juventud de Bután (YDF por sus siglas en inglés), organización que trabaja para fomentar el potencial de los jóvenes butaneses como ciudadanos productivos, también ha estado implementando el programa AVJ de manera sistemática. El YDF ha estado trabajando con el marco educativo de AVJ en distintos ambientes desde el 2013.

El Programa fue implementado exitosamente en diferentes escuelas de Thimphu, Tsirang, Gelephu, Chukha, Samtse, Trashigang y Pemagatshe, llegando a más de 1.500 niños, jóvenes y miembros de la comunidad.

Uno de los mayores problemas entre los niños de 12 a 18 años de estas escuelas es la dificultad que tienen para entenderse a sí mismos y a la comunidad en que viven. Por otra parte, los jóvenes entre 18 y 24 años suelen involucrarse en actividades de desarrollo comunitario, pero también tienen dificultades en identificar las necesidades de la sociedad.

“La implementación de los programas ha impactado a muchos jóvenes y a la gente que los rodea. Ha traído armonía a la comunidad y a las personas que trabajan con niños, niñas y adolescentes” afirmó la Sra. Roma Pradhan, Coordinadora de Programa.

Durante el último año, el YDF ha organizado varios talleres de AVJ con el apoyo de UNICEF. Entre los más destacados encontramos el entrenamiento de AVJ para estudiantes universitarios de Kanglung en el distrito de Trashigang y en el Centro Juvenil de Niños en conflicto con la Ley, con el apoyo financiero de la Oficina de Bután de Save the Children. YDF es la única ONG autorizada para facilitar entrenamientos en el Centro Juvenil de Chukha Dzongkhag.

El YDF también entrenó a los coordinadores de los Jóvenes Voluntarios en Acción (Y-VIA - por sus siglas en inglés) red de jóvenes del YDF, y está en el proceso de formación de un grupo central de formadores en Bután. Utilizando el manual AVJ, el YDF desarrolló un currículo a la medida para entrenar a los jóvenes de la red Y-VIA. Se trata de una formación regular que YDF proporciona anualmente a diferentes grupos en varios distritos de Bután.

La Sra. Roma Pradhan dijo que el objetivo es poder llegar a más niños y jóvenes, y formar a los encargados de las políticas y jefes de distrito para finalmente llegar a toda la comunidad. También están explorando la posibilidad de trabajar con el Ministerio de Educación para llevar los entrenamientos a las escuelas de Bután.

El YDF también firmó un Convenio de Entendimiento con Arigatou International Ginebra para fortalecer su trabajo con AVJ. Se espera realizar un taller conjunto en el 2016 para formar a facilitadores en el uso del manual AVJ.

Agradecemos sinceramente a nuestros aliados en Bután por usar el programa Aprender a Vivir Juntos para fomentar el sano desarrollo espiritual de los niños, niñas y jóvenes en Bután a través de sus diferentes programas y actividades.