En las Noticias

Adaptación del programa “Aprender a vivir juntos” a la mediana infancia: Programas piloto en Bucarest y San Salvador

Una serie de talleres piloto con niños pequeños se está llevando a cabo en diferentes partes del mundo, como parte del proceso de dos años para adaptar el programa “Aprender a vivir juntos” a los años de mediana infancia. Después de alcanzar a 70 niños en Kenia y Portugal, se realizaron dos nuevos talleres en Rumania y El Salvador.

El taller piloto en Rumania se llevó a cabo el 17 y 18 de abril de 2019, en Bucarest, y fue organizado en colaboración con la Asociación de Educación por el Cambio, la Escuela Kids Palace y la GNRC - Rumania. Un total de 29 estudiantes entre los 6 y los 11 años de edad de la Escuela Kids Palace participaron en el taller. Una de las principales características de este grupo fue su diversidad; los niños provenían de crianzas religiosas budistas, cristianas y musulmanas y representaban orígenes culturales y étnicos diversos, incluyendo belgas, chinos, rumanos, romanos y turcos.

Adaptation Rom 2

Estas sesiones fueron conducidas por tres facilitadores del programa “Aprender a vivir juntos”, de los cuales dos están también acreditados como Capacitadores de “Aprender a vivir juntos”, con una vasta experiencia en la implementación del Programa. 

Para abordar diferentes problemáticas reportadas por los maestros, se propuso a los niños una variedad de actividades. Participaron en juegos de roles para ayudarlos a identificar y expresar sus emociones en diferentes situaciones, y pintaron en grupo para fomentar la interconexión y mejorar sus habilidades de trabajo en equipo. Los juegos guiados se usaron para romper el hielo, pero también para ayudar a los niños a comprender mejor la dinámica dentro de un grupo y la importancia de respetar las reglas y trabajar juntos como un equipo. La autorregulación y la automotivación se nutrieron a través de la “Bitácora de aprendizaje”, un cuaderno que utilizan durante las actividades para registrar sus experiencias y sentimientos personales.

“Aprendí que cuando tenemos diferentes opiniones debemos respetarlas y no juzgar a los otros y a ayudar a las personas que lo necesiten”, manifestó un estudiante de 10 años.

Se crearon espacios para que los niños piensen y reflexionen sobre sus propias comunidades y cómo pueden trabajar juntos para ayudar a formar las sociedades que desean. También tuvieron la oportunidad de escuchar las experiencias de un grupo de estudiantes de secundaria que participan activamente en varios proyectos para transformar sus comunidades.

Adaptation Rom 3

Algunas de las lecciones clave compartidas por los niños fueron: "Quiero ser una mejor persona y pensar antes de actuar", "Quiero estar tranquilo y comprobar lo que sucedió primero, y no gritar", "comenzar a escuchar las opiniones de los demás, porque somos diferentes" y “apreciar lo que tengo”.

El taller piloto en El Salvador se llevó a cabo del 28 al 30 de abril de 2019, en colaboración con la Fundación Centro Bartolomé de Las Casas y la GNRC - El Salvador. Reunió a 38 niños de 5 comunidades y de diversos orígenes culturales, étnicos y religiosos.

El lugar de celebración de este taller fue el Museo de los Niños en San Salvador, un lugar con muchos espacios y oportunidades para que los niños estén en contacto directo con la naturaleza, y con una variedad de espacios de aprendizaje, como un mercado de comercio justo, una pequeña granja, una estación de tren y un aeropuerto en miniatura, un planetario y un teatro. Participaron en exposiciones con diversos temas como la producción de energía limpia, el protegerse a sí mismos en internet, el cuidado de la naturaleza y la promoción de valores o emociones.

Adaptation El Salvador 3

Las sesiones se basaron en sus experiencias concretas de las exposiciones y se relacionaron con temas como cultivar valores, tomar decisiones críticas, proteger el medio ambiente, experimentar lo divino en la naturaleza y explorar y proteger sus derechos como niños.

Como preparación para los talleres piloto, se organizó una reunión con actores clave en cada país, con el fin de comprender plenamente las necesidades de los niños locales, discutir la importancia de fomentar la educación espiritual, de valores y ética en el país, y encontrar formas de introducir el programa “Aprender a vivir juntos” en cada contexto particular.

La reunión en Rumania fue organizada por la GNRC – Rumania y la Asociación de Educación por el Cambio en colaboración con Arigatou International - Ginebra, y se llevó a cabo el 16 de marzo de 2019. Los actores clave que asistieron a la reunión incluyeron líderes religiosos, representantes de UNICEF y organizaciones no gubernamentales que trabajan con niños romaníes, miembros de asociaciones de padres, maestros de escuela primaria, inspectores y consejeros y psicólogos de la primera infancia, así como miembros de la Comisión de Protección Infantil y de la GNRC - Rumania.

Las discusiones y reflexiones ayudaron a aumentar significativamente la consciencia sobre la necesidad urgente de adaptar el Programa a los años de la mediana infancia. Los participantes expresaron su interés y compromiso para apoyar la implementación y ampliar el Programa en Rumania.

Adaptation El Salvador 4

La reunión en El Salvador tuvo lugar el 25 de abril de 2019 organizada por el Centro Bartolomé de las Casas y la GNRC - El Salvador en colaboración con Arigatou International - Ginebra. Treinta y cinco líderes religiosos y representantes de instituciones cristianas y musulmanas, así como miembros de la academia, pedagogos y educadores, junto con los maestros que implementan el Programa, participaron en la reunión.

Las discusiones analizaron el papel de las comunidades de fe y los educadores en la creación de oportunidades de aprendizaje para que los niños fomenten la espiritualidad, los valores y la ética en áreas muy afectadas por la violencia. Los participantes compartieron reflexiones teológicas, buenas prácticas, desafíos y oportunidades sobre estos temas.

Agradecemos a los asociados locales y a los coorganizadores por su apoyo institucional, así como a los actores clave por sus sólidos y profundos aportes. Agradecemos de manera especial a las escuelas, los padres y los niños por formar parte de estos talleres piloto y por permitirnos compartir este recorrido con ustedes.