En las Noticias

“Educación para la Paz en un Mundo Multi- Religioso”: Celebrando el Día Mundial de los Derechos Humanos

Beris Gwynne habla acerca de la importancia de considerar el contenido y la calidad de la educación. Fotografía del Consejo Mundial de Iglesias (Twitter)

"No hay esperanza para la paz sin conocimiento, lo que nos despierta a nuestra identidad y conexión compartidas como seres humanos", dijo el Sr. Anantanand Rambachan, Profesor de Religión en el St. Olaf College (EE. UU.) y columnista del Huffington Post.

Esta fue la pauta marcada para el evento, “Educación para la Paz en un Mundo Multi- Religioso”: que tuvo lugar en el Palacio de las Naciones el 10 de diciembre de 2018, en el contexto del Día Mundial de los Derechos Humanos, y más específicamente en línea con la igualdad de derechos de ciudadanía y la importancia de la educación en la construcción de sociedades pacíficas. La discusión tuvo como objetivo abordar cómo se puede usar la educación para enfrentar el extremismo y construir sociedades pacíficas e inclusivas, y el valor agregado de promover valores compartidos universalmente, respaldados en varias religiones y creencias. El evento fue organizado por el Centro de Ginebra para el Avance de los Derechos Humanos y el Diálogo Global, el Consejo Mundial de Iglesias y la Misión Permanente de los Emiratos Árabes Unidos ante la ONU en Ginebra.

Los comentarios de apertura fueron proporcionados por S.E. el Embajador Idriss Jazairy, Director Ejecutivo del Centro de Ginebra, quien también moderó la discusión, por S.E. el Embajador Obaid Salem Al Zaabi, Representante Permanente de los EAU ante la ONU en Ginebra, y por el Reverendo Dr. Olav Fykse Tveit, Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias.

Los oradores reconocieron que los valores desempeñan un papel crucial en el fomento de relaciones sanas y, por lo tanto, en la contribución a sociedades pacíficas. Los valores del diálogo, el respeto mutuo y la comprensión se destacaron especialmente como elementos fundamentales de las sociedades pacíficas. “Lo que se necesita no es solo tolerancia, sino entendimiento mutuo. Tenemos que aprender a escucharnos unos a otros”, afirmó la Profesora Majeda Omar, Profesora de la Universidad de Jordania, ex Directora del Instituto Real de Estudios Interreligiosos (Jordania).

Los panelistas reconocieron que las comunidades pueden desempeñar un papel importante en la promoción y el fomento de estos valores en las personas: "De lo local a lo global, se necesita una mayor inversión en una mayor comprensión entre las comunidades religiosas y dentro de ellas para construir relaciones basadas en el respeto", argumentó la Sra. Beris Gwynne, fundadora y directora general de Incitare, Miembro del Centro de Política de Seguridad de Ginebra.

La discusión también planteó inquietudes sobre los obstáculos que deben superarse en la promoción de la educación como herramienta para construir sociedades tolerantes y pacíficas; en particular, cómo se forma y se diseña la educación. "Los jóvenes tienen derecho a tener acceso a información imparcial, confiable y oportuna (...) Esto les permite tomar decisiones informadas que afectan su futuro", dijo el Sr. Jan-Willem Bult, Director de Medios Infantiles y Juveniles y Editor en jefe de WADADA News for Kids.

De manera similar, la Sra. Beris Gwynne planteó algunas preguntas importantes: “¿Cómo estamos anticipando las necesidades educativas para las generaciones futuras? ¿Quién tiene el poder? El contenido, el propósito, el diseño y la entrega son elementos de la educación que debemos tener en cuenta”.

Teniendo en cuenta precisamente el contenido y la calidad de la educación, la Sra. María Lucia Uribe, Directora de Arigatou International - Ginebra, habló sobre la importancia de la educación basada en valores, que promueva la paz en las sociedades al permitir que las personas reconozcan su interconexión y unidad, ayudando a practicar el respeto y la empatía. Posteriormente habló sobre el papel de la educación ética en el fomento del pluralismo y la construcción de la paz en comunidades y sociedades fragmentadas o en conflicto. La Sra. Uribe usó el ejemplo de la implementación del programa "Aprender a vivir juntos" en comunidades en el Condado del Río Tana, Kenia, como una ilustración de las prácticas exitosas de educación ética.

El evento concluyó con un reconocimiento general de que la unidad no significa opacar nuestra singularidad: “Nuestro objetivo es la unidad, no la uniformidad. La unidad puede venir de la celebración de la diversidad, tenemos que respetar las diferencias de cada uno", afirmó la Dra. Debbie Weissman, ex Presidenta del Consejo Internacional de Cristianos y Judíos.

La lista de oradores también incluyó al Monseñor Indunil Janakaratne, Subsecretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso; y al Sr. Renato Opertti, Especialista Principal del Programa, OIE-UNESCO.

Agradecemos a los organizadores del evento por su apoyo, así como a quienes asistieron a las discusiones por su interés en el tema.

Puedes ver un video resumen del panel aquí.

 

Image 3 Multi religious world