En las Noticias

Cultivando el cuidado en las instituciones educativas: Simposio en Haifa

La cuestión de cómo cultivar una cultura de cuidado en los entornos educativos, y qué concepciones y prácticas son las más adecuadas para integrar el cuidado en las instituciones educativas, es compleja y, sin embargo, crucial para crear una sociedad pacífica y armoniosa y brindar a los niños una educación integral. Este tema dirigió las discusiones en el 2º Simposio Internacional, “Cultivando el cuidado en las instituciones educativas: concepciones y prácticas”, organizado por la Fundación Guerrand-Hermès para la Paz (GHFP por sus siglas en inglés) y la Facultad de Educación de la Universidad de Haifa, Israel, con la participación de Arigatou Internacional - Ginebra.

El Simposio se llevó a cabo en Villa Carmel del 10 al 12 de agosto y reunió a filósofos, educadores, investigadores y profesionales para explorar cómo el desarrollo y el cultivo del cuidado pueden integrarse en las escuelas generales. Esto se da como seguimiento a un simposio que tuvo lugar en mayo de 2017 en Inglaterra, que se centró en preguntas como "¿cómo podría la educación permitir que los estudiantes adquieran mayor conciencia ética, sensibilidad y motivación?"

Se espera que el desarrollo de una comprensión del cuidado y la expansión de la capacidad para expresar el cuidado hacia los demás y hacia uno mismo conduzca a varios resultados positivos: un ambiente de cuidado en el aula fomentaría una atmósfera de confianza entre los estudiantes, proporcionando un ambiente de aprendizaje más favorable. Los estudiantes también serían capaces de procesar y expresar mejor las emociones, lo que podría haberles estado impidiendo adoptar una actitud de cuidado. El desarrollo de la atención en el aula también puede hacer que los alumnos se responsabilicen de su aprendizaje y apoyen el aprendizaje de otros alumnos. En consecuencia, el simposio exploró las preguntas sobre el concepto de atención en dos partes: primero, las preguntas sobre la concepción del cuidado en la educación, como "qué es lo que importa"; y en segundo lugar, las prácticas de cuidado en las instituciones educativas, tales como "¿cómo fomentamos relaciones más solidarias entre estudiantes y maestros?".

La GHFP se esfuerza por lograr la paz y la transformación social, respaldada por la idea de que la paz solo puede lograrse si los individuos son capaces de reflexionar sobre su propia humanidad. En consecuencia, la GHFP ha estado trabajando para renovar el interés en la educación ética en las escuelas, explorando formas de fomentar la educación ética para los niños. Arigatou International - Ginebra es, por lo tanto, un colaborador relevante en la presentación de ejemplos concretos de dicho trabajo. La Sra. Eleonora Mura, Oficial de Programas en Arigatou International - Ginebra, compartió casos de integración de educación ética en la educación formal mediante el programa “Aprender a vivir juntos” de Arigatou, específicamente en Kenia y Rumania.

Arigatou International - Ginebra agradece a la Fundación Guerrand-Hermès y la Facultad de Educación de la Universidad de Haifa por invitarnos a participar en el evento, y a los participantes por su interés y apoyo.

Haifa intro