En las Noticias

Planificación estratégica para impulsar la educación basada en valores para los niños y niñas

El Equipo de Arigatou International Ginebra

El Equipo de Arigatou International Ginebra

Arigatou International Ginebra mantuvo una reunión de planificación estratégica de tres días para identificar los logros de Educación Ética para los Niños y Niñas durante el último año; compartir el estado y el progreso de sus diversos proyectos; desarrollar indicadores concretos de éxito para 2018, así como un plan de acción para permitir que la oficina de Ginebra avance hacia el logro de las áreas estratégicas identificadas en 2017.

La reunión tuvo lugar en Ginebra del 9 al 11 de mayo de 2018, reuniendo a todos los miembros de su personal internacional y consultores permanentes con sede en Brasil, Portugal, Suiza y Sri Lanka.

Durante la reunión, el equipo revisó los logros y el progreso alcanzado en las cuatro áreas estratégicas de la oficina, de acuerdo con su Plan Estratégico 2017-2020: Promover el conocimiento de la educación ética para los niños y niñas; mejorar la participación de niños y jóvenes para fomentar la inclusión, la comprensión mutua, el respeto y la cohesión social; fortalecer alianzas y mejorar la sostenibilidad financiera; e intensificar el impacto de la comunicación y la sensibilización.

La identificación y análisis de desafíos y oportunidades en 2018 condujo al desarrollo de un plan de acción para el próximo año fiscal, apuntando al objetivo principal de la oficina de Ginebra: construir un centro de conocimiento global sobre la educación ética para los niños y niñas que sirva como un único nexo para el diálogo, la asociación, el desarrollo y la acción, con el objetivo de fortalecer aún más el intercambio de conocimientos, colaboración y acción sobre la educación ética y temas relacionados, entre una amplia gama de expertos, universidades, profesionales, comunidades religiosas, aliados de Arigatou International, así como también con niños, niñas y jóvenes.

Arigatou International Ginebra continuará fomentando la educación que promueva el aprender a vivir juntos y responda a nuestras sociedades cada vez más plurales, siendo sensible a las diferencias culturales y religiosas; y asegurando que los espacios de aprendizaje sean seguros para que los niños fortalezcan su sentido de pertenencia, y les permita llegar a ser lo que quieran, conectarse con los demás y transformarse, así como contribuir a transformar el mundo que les rodea.