En las Noticias

La sociedad civil, organizaciones religiosas y multilaterales y la academia se reúnen para tratar la violencia en la primera infancia

Arigatou International Ginebra lanzó un nuevo Consorcio con la sociedad civil, organizaciones multilaterales y religiosas y la academia para trabajar juntos para hacer frente a la violencia en la primera infancia y movilizar a las comunidades de fe para apoyar a las familias en la creación de entornos seguros y protectores para los niños.

Los niños prosperan y crecen en relaciones de confianza con personas que los aman y cuidan de ellos. Idealmente, y en su mayor parte, esto sucede dentro de sus hogares. Lamentablemente, tampoco se puede negar que el hogar es el lugar donde ocurren la mayoría de los abusos. Según el informe más reciente de UNICEF, cerca de 300 millones (tres de cada cuatro) niños de entre dos y cuatro años experimentan en todo el mundo una disciplina violenta por parte de sus cuidadores; y 250 millones de niños (alrededor de seis de cada diez) reciben castigos físicos.

El nuevo Consorcio trabajará para fomentar la colaboración, compartir buenas prácticas y desarrollar enfoques innovadores y basados en evidencias en comunidades religiosas que contribuyan a poner fin a la violencia en la primera infancia, desafiando las normas sociales y culturales que la justifican y apoyando a las familias a cultivar los valores y la espiritualidad en los niños.

El Consorcio se lanzó en Ginebra del 3 al 4 de julio, precedido por un seminario público de un día en el cual se analizaron las intersecciones entre el desarrollo de la primera infancia, la violencia contra los niños, las prácticas positivas de crianza, el papel fundamental de cultivar la espiritualidad en los niños que puede romper el ciclo de la violencia en la familia, y el papel que juegan las comunidades religiosas.

Durante el seminario, los panelistas compartieron buenas prácticas, reflexionaron sobre el impacto de la violencia en el desarrollo de la primera infancia y cómo el cuidado en la crianza tiene implicaciones intergeneracionales fundamentales en el bienestar, la productividad y la cohesión social. Discutieron sobre la necesidad de apoyar a los cuidadores para crear espacios seguros para que los niños puedan auto reflexionar, alimentar la compasión y la empatía, así como desarrollar habilidades para responder a las necesidades de los niños de manera no violenta. Cultivar la espiritualidad en los niños tiene que estar en sinergia con la protección y la seguridad, brindando un ambiente estimulante y oportunidades para aprender, pero también interacciones afectivas y receptivas para desarrollar los valores humanos.

Consortium 6

Los panelistas también participaron en discusiones sobre la superación de la violencia en contra de los niños al desafiar las tradiciones que ven al niño como un ser humano intrínsecamente imperfecto y mediante reflexiones teológicas que transforman nuestra visión del niño como una flor que necesita ser nutrida y que tiene un potencial innato que sólo puede ser positivo.

Durante la reunión de trabajo del Consorcio, los participantes discutieron la visión, las metas y los objetivos del mismo y reflexionaron sobre la importancia crítica de trabajar con las comunidades religiosas y el papel de la espiritualidad en entornos religiosos y no religiosos. Los participantes hablaron sobre la importancia de invertir en la comprensión de diferentes tradiciones religiosas y desempacar las diferentes visiones de un niño en crecimiento. La reunión finalizó con el desarrollo de un Plan de Acción que articula actividades para crear conciencia sobre el tema de la violencia en la primera infancia y el papel de las comunidades religiosas para fomentar valores positivos; defensa, investigación y desarrollo de enfoques holísticos.

Consortium 4

Durante los próximos meses, el Consorcio finalizará su Hoja de Ruta y Plan de Acción para iniciar la implementación en países seleccionados.

Nuestro agradecimiento a todas las organizaciones participantes y a todos los colaboradores por su compromiso y contribución para que el seminario y el lanzamiento del Consorcio se lleven a cabo.

Las siguientes fueron las organizaciones participantes en la reunión: Catholic Relief Services, Early Childhood and Peace Consortium, Global Partnership to End Violence Against Children, Guerrand-Hermes Foundation for Peace, la Red Internacional de Budistas Comprometidos, Islamic Relief Worldwide, la Oficina del Representante Especial para el Secretario General sobre Violencia contra los Niños, Pastoral da Criança International, Movimiento Sarvodaya Sri Lanka, Shanti Ashram India, UNICEF, Facultad de Teología y Ciencias de la Religión - Universidad de Montreal, el Banco Mundial y World Vision International. Expertos individuales también forman parte del consorcio: la Sra. Caroline Arnold; Rev. Obispo Duleep De Chickera; Dr. Ilham Nasser; Dr. Imam Rashied Omar y el Prof. Anantanand Rambachan.

Consortium 3