En las Noticias

Taller Avanzado Inter-generacional reúne participantes de 6 países de Latinoamérica y el Caribe

En El Salvador, se llevó a cabo un Taller Avanzado de América Latina y el Caribe sobre Educación Ética para Niños y Niñas para participantes que actualmente están implementando el programa Aprender a Vivir Juntos en Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Panamá. El taller incluyó a jóvenes y adultos de la Red Global de Religiones a favor de la Niñez (GNRC) y participantes de organizaciones cristianas, budistas, indígenas y seculares.

El taller fue organizado por el Centro Bartolomé de las Casas - San Salvador, miembro de la GNRC, en el marco del proyecto de dos años titulado Acortando la Brecha, con la colaboración técnica de Arigatou International Ginebra.

Durante el primer día, los participantes aprendieron unos de otros y compartieron sus experiencias de implementación en los contextos particulares y a menudo desafiantes en que viven. El segundo y tercer día se dedicaron a explorar y aprender sobre los tipos, causas y consecuencias de la violencia que afecta a los niños, y nuestro papel como educadores y líderes jóvenes que responden a ello y lo previenen.

Los jóvenes líderes y facilitadores subrayaron la importancia de ser modelos a seguir, continuar siendo "semillas de esperanza" y crear espacios transformadores y seguros para y con los niños. El grupo tuvo la oportunidad de visitar el lugar sagrado de una comunidad indígena Nawat en Izalco, donde se organizó una ceremonia especial para el grupo.

Los participantes tuvieron la oportunidad de aprender sobre la historia de esta comunidad indígena, particularmente sobre su identidad y sobre la masacre de 1932, donde aproximadamente 35,000 indígenas de esa comunidad fueron asesinados.

La comunidad compartió la forma en la que han recreado la narrativa de esta masacre, y hablaron sobre su proceso de sanación y su capacidad para reconciliar y transformar el conflicto. El grupo se unió a la conversación y compartió historias de sanación y reconciliación de sus propios países, donde las comunidades indígenas también tienen una fuerte presencia. El día continuó con los participantes reflexionando sobre esta experiencia y explorando las causas y consecuencias del conflicto, la violencia y las injusticias, y nuestra capacidad para destruir, transformar y recrear. El día terminó con una velada cultural donde los participantes compartieron música tradicional, bailes, historias y comida de sus países.

El cuarto día estuvo dedicado a un diálogo inter-generacional facilitado por dos jóvenes, Anginiela Barrios y Eduardo Ortiz y dos adultos, Regina Hernández y Marco Laguatasi.

En un ambiente de profunda confianza y respeto, jóvenes y adultos compartieron historias personales desafiantes y experiencias de violencia y resiliencia mostrando ejemplos de la creación de nuevas narrativas y empoderamiento. Los participantes subrayaron la importancia de una familia amorosa para un desarrollo sólido y las consecuencias que tienen los padres ausentes en la vida de los niños. Los participantes destacaron ejemplos de cómo las organizaciones locales les ayudaron a encontrar su lugar, que sus voces fueran escuchadas y tomadas en cuenta, y cómo los apoyaron y empoderaron para tener más confianza, aumentar su autoestima y la capacidad de transformarse, creyendo que "sí podemos". Los jóvenes compartieron cómo la implementación de AVJ ha alentado a "hacer más y mejorar" por su comunidad y por otros niños.

Durante la tarde los participantes fueron a un laberinto donde se organizaron grupos inter-generacionales con la misión de encontrar el camino de entrada y salida del laberinto. Mientras caminaban, se les invitó a reflexionar sobre su papel como jóvenes y adultos en la construcción de una cultura de paz y la forma de generar más espacios para la participación de niños y jóvenes en la escuela, la familia y la comunidad.

El último día estuvo dedicado a conectar todas las experiencias de los días anteriores con los elementos del Enfoque de Educación Ética. Los participantes tuvieron la oportunidad de diseñar y compartir sus planes de acción. El taller finalizó con una ceremonia de clausura dirigida por la Sra. Andrea Flores y el Sr. Walberto Tejeda, Director del Centro Bartolomé de Las Casas.

El equipo facilitador del taller estuvo compuesto por la Sra. Andrea Flores, Capacitadora de AVJ y Coordinadora de "Acortando la Brecha", el Sr. Rutílo Delgado, Facilitador de AVJ, el personal del Centro Bartolomé de Las Casas, y la Sra. Vera Leal, Oficial de Programa de Educación Ética en Arigatou International Ginebra.

Agradecemos a los co-organizadores por su compromiso y colaboración, y a los asistentes por su dedicación y participación entusiasta.

El Salvador 3