En las Noticias

Reunión anual del Consejo Interreligioso: Impulsando la agenda de Educación Ética para Niños y Niñas

En la foto, los miembros del Consejo Interreligioso de Educación Ética para Niños y Niñas

Como en años anteriores, el Consejo Interreligioso de Educación Ética para los Niños y Niñas celebró su reunión anual con el fin de ayudar a elaborar estrategias y formular recomendaciones para el próximo período. Esta vez, la reunión tuvo lugar del 10 al 14 de agosto de 2017 en Coimbatore, India, donde se encuentra la sede de Shanti Ashram, colaborador de larga data de Arigatou Internacional Ginebra.

En la reunión, los miembros del Consejo Interreligioso tuvieron la oportunidad de revisar los logros y desafíos de Arigatou Internacional Ginebra durante el último año, reflexionar sobre temas relevantes relacionados con la Educación Ética para los Niños y Niñas e intercambiar opiniones sobre el plan estratégico para los próximos tres años, proporcionando recomendaciones técnicas y de fundamento.

La inauguración oficial de la reunión del Consejo Interreligioso fue precedida por una mesa redonda titulada "Construyendo sociedades cohesivas en contextos multiculturales - El papel de niños y jóvenes en la prevención de la violencia". La mesa redonda fue organizada en Nueva Delhi por Shanti Ashram en colaboración con Arigatou Internacional Ginebra, el Movimiento de los Focolares y Gandhi Darshan, una organización local que pretende difundir la vida, la misión y el pensamiento de Mahatma Gandhi a través de diversos programas socioeducativos y culturales.

IC 3.1La mesa redonda ofreció un espacio único para reflexionar sobre las oportunidades y desafíos dentro de los sistemas educativos para construir sociedades cohesivas, así como para promover recomendaciones sobre el papel y la participación de los niños en la construcción de sociedades cohesivas desde la perspectiva de la educación en contextos formales e informales.

Los panelistas reflexionaron sobre la necesidad de fomentar una educación que promueva el aprender a vivir juntos, el papel de la educación informal a través de la enseñanza implícita, y el rol de los maestros como modelos a seguir en las escuelas. También se discutió la importancia de asegurar una educación que desafíe las estructuras violentas, así como el valor de desarrollar el pensamiento crítico en niños y jóvenes. Reflexionaron también sobre las confluencias entre las comunidades religiosas y seculares, y en encontrar el "pegamento" que pueda unirlas para crear sociedades más cohesivas.

IC 3.7La mesa redonda reunió a participantes y pioneros de organizaciones de desarrollo que trabajan con niños, iniciativas interreligiosas centradas en la construcción de la paz, la academia, la juventud, los niños y representantes del movimiento Gandhiano. Además de las sesiones temáticas, los participantes exploraron maneras concretas de colaborar y trabajar juntos. La mesa redonda terminó con un llamado a la acción y colaboración entre las 30 organizaciones presentes.

Los miembros del Consejo Interreligioso también tuvieron la oportunidad de participar en el Festival de Paz de Coimbatore organizado por Shanti Ashram. Más de 1.500 niños de diferentes comunidades de Coimbatore se congregaron en esta ocasión para unirse por la paz. Más tarde, los miembros del Consejo Interreligioso se reunieron con los practicantes locales para intercambiar ideas sobre pedagogías transformadoras y apoyar a las familias en el fomento de los valores éticos y la espiritualidad en la primera infancia.

IC3.2

El 13 de agosto, Shanti Ashram mantuvo un diálogo con jóvenes y miembros del Consejo Interreligioso de Educación Ética para los Niños y Niñas sobre el tema de la ciudadanía global. Alrededor de 20 jóvenes de Tamil Nadu se reunieron para compartir sus puntos de vista sobre lo que la ciudadanía global significa para ellos y cómo pueden responder a los retos que plantea. El diálogo inter-generacional fue una oportunidad para reflexionar juntos, compartir lo que significa ser un ciudadano global en un mundo cada vez más interdependiente y, sin embargo, un mundo donde la exclusión, el racismo, la segregación y el extremismo están aumentando.

Los jóvenes de hoy necesitan ayudar a dar forma al mundo y crear nuevas narrativas de comprensión y respeto mutuo. Tenemos la obligación ética de hacer oír sus voces y crear espacios para que se conviertan en voces de inclusión, empatía y solidaridad.

Damos las gracias a los miembros del Consejo Interreligioso por sus valiosas recomendaciones y su compromiso inquebrantable de avanzar en la agenda de Educación Ética para los Niños y Niñas.

IC 3.9