Historias de implementación

Resultados y aprendizajes del programa piloto en Kenia

El Programa Piloto para implementar el Aprender a vivir juntos (AVJ) en el Condado de Tana River llegó a su fin, entregando resultados positivos, especialmente aquellos en relación con el impacto en los niños, niñas y jóvenes, sus profesores y comunidades.

La iniciativa, que arrancó en septiembre de 2014, fue desarrollada por Arigatou International Ginebra, en colaboración con el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de Kenia (MoEST) y la Oficina Regional de la UNESCO para el Este de África, alcanzando a 657 niños y niñas de entre 9 y 17 años.

“La interacción entre profesores de diferentes comunidades étnicas, que era prácticamente inexistente antes de los talleres, ha mejorado mucho y los ha llevado a cambiar sus actitudes y puntos de vista hacia los demás”.

Ministerio de Educación, Kenia

Las comunidades de Tana River sufren grandes disturbios por asuntos de violencia tribal e inter-étnica. La violencia y el caos resultantes han afectado especialmente a la vida de niños y niñas. El programa piloto tenía como objetivo equiparlos para tomar decisiones éticas, alimentar su espiritualidad y contribuir de manera colectiva para transformar sus comunidades, basados en valores que promuevan el respeto por su propia cultura y creencias y por las de los demás.

Durante el programa, 15 oficiales de MoEST recibieron formación como capacitadores del programa AVJ; 23 profesores fueron formados como facilitadores a través de talleres de formación básica, y 30 Oficiales de Desarrollo Curricular se formaron para identificar maneras de incorporar los conceptos clave del programa AVJ en el currículo nacional. Además, se desarrolló un libro personalizado de actividades para profesores como guía pedagógica para los educadores de la región.

El programa de educación ética se implementó sistemáticamente entre febrero y julio de 2015 en 13 escuelas públicas en el condado de Tana River, en sesiones de 45 minutos durante 13 semanas consecutivas. Entre junio y agosto de 2015, se organizaron iniciativas lideradas por alumnos de diferentes escuelas y más de 200 niños, niñas, jóvenes y profesores de las escuelas participantes se reunieron para compartir sus experiencias y aprendizajes con ocasión del Día Internacional de la Paz.

“El taller de formación me ayudó a cambiar mi actitud y comportamiento hacia los alumnos de manera que pueda contribuir a una nueva sociedad en la que nos entendamos los unos a los otros”

Profesor

Después de organizar un proceso de monitoreo y evaluación, los hallazgos mostraron que la experiencia formativa permitió a los profesores descubrir habilidades personales y profesionales para mejorar su interacción con los alumnos, les equipó para crear entornos de aprendizaje seguros y les ayudó a desarrollar habilidades para hacer frente al conflicto dentro y fuera de la clase.

La implementación del programa fue un éxito en lo que se refiere al desarrollo del pensamiento crítico de los alumnos desafiando sus estereotipos y puntos de vista sobre los demás. También contribuyó a aumentar su conocimiento y comprensión sobre la violencia y la injusticia que afecta a sus escuelas y comunidades.

“Antes de las lecciones, no me habría importado que nos peleáramos por el resto de nuestras vidas. Me gustaba pegarle a la gente; ya no me gusta.”

Estudiante.

Los profesores advirtieron la gran contribución del programa a las relaciones entre los estudiantes gracias a la creación de oportunidades para interactuar con personas de diferentes culturas, orígenes y creencias. El alimentar la espiritualidad de los alumnos ayudó a que éstos sean más capaces de manejar sus emociones y hacer frente a los problemas con una actitud de reconciliación. Todas las escuelas indicaron un aumento de las relaciones de respeto entre los niños, niñas y jóvenes.

El éxito de la experiencia de Tana River es un modelo a imitar en otros lugares afectados por la violencia interétnica e interreligiosa, así como una contribución para abordar algunas causas profundas del extremismo violento y para promover la construcción de la paz.

 

Kenya Pilot outcomes