Historias de implementación

Cerrando la Brecha de la Educación en India: para los niños y las niñas; por los niños y las niñas

El Parlamento de Niños y Niñas de la India involucró a más de 300 niños y niñas de nueve aldeas en debates para intercambiar ideas sobre lo que se podría hacer para abordar cuestiones relacionadas con la educación, la atención de la salud y los medios de vida. Fueron los cierres masivos de escuelas causados por la pandemia de Covid-19 los que motivaron a los niños y niñas  a decidir soluciones para apoyar el acceso a la educación. Como resultado del cierre de las escuelas y el cambio repentino de la educación a los espacios digitales, los niños y niñas habían descubierto que la mayoría de los estudiantes de las escuelas públicas en las aldeas no podían costear dispositivos digitales y acceso a Internet para seguir asistiendo a clases en línea. Esto los dejó fuera de la educación y del entorno escolar hasta el punto de que los más pequeños incluso comenzaron a olvidar los conceptos básicos del alfabeto y los números.

“Muchos de nuestros padres y madres perdieron sus trabajos. Debido al cierre de las escuelas, muchos niños y niñas van a trabajar para mantener a sus familias. Y muchos que no pueden pagar los teléfonos inteligentes no pueden asistir a clases en línea",

-manifestó un representante del Parlamento de Niños y Niñas.

Basados ​​en esta dura realidad, los niños y niñas decidieron llevar a cabo un proyecto para apoyar a los más pequeños en la educación y actividades básicas, garantizando que los más vulnerables no se queden atrás incluso en medio de los desafíos de Covid-19. Cinco voluntarios del Parlamento de Niños y Niñas de 13 a 17 años tomaron la iniciativa en el proyecto. Organizaron espacios seguros en las aldeas provistas por Shanti Ashram, donde podían reunirse al menos tres veces por semana con los niños y niñas más pequeños y participar en sesiones de aritmética básica, idiomas, danza, poesía e incluso cestería. Los líderes del proyecto del Parlamento de Niños y Niñas apoyaron el aprendizaje en línea de sus pares más jóvenes con teléfonos móviles prestados por el personal de Shanti Ashram y también impartieron algunas lecciones a través de Zoom.

A medida que el gobierno relajó las restricciones por Covid-19 y las escuelas comenzaron a reanudarse, estos niños y niñas no renunciaron a su noble idea, sino que siguieron reuniéndose los fines de semana y apoyando aún más la educación de los más pequeños. Los niños y niñas líderes trabajaron en alianza con el personal de Shanti Ashram, quienes ayudaron a garantizar que los espacios de aprendizaje observaran los protocolos de seguridad y salud, incluido el uso de mascarillas.

Newsletter India 2

La promoción de procesos participativos para los niños y niñas es lo que guio a la Sra. Deepa Kumar, Coordinadora del Parlamento de Niños y Niñas en la India, y a sus compañeros de Shanti Ashram a alentar a los niños y niñas a tomar el liderazgo del proyecto desde la conceptualización de la idea durante todo el proceso de implementación. Los adultos apoyaron en las áreas más difíciles, como la elaboración de presupuestos, pero lo que es más importante, con un enfoque dirigido por niños y niñas. Desde el principio, Deepa desactivó el "modo de respuesta" y activó el "modo de preguntas", procurando no dar ideas a los niños, sino que hacer preguntas relevantes y permitir que ellos encuentren sus soluciones.

“Mi amigo y yo nos reunimos y discutimos para ayudar a los  más pequeños en su educación. Nos resultó difícil preparar el presupuesto porque no sabíamos el precio exacto de las cosas. Estaba feliz porque hasta ahora pensaba que solo los mayores podían dar clases, pero ahora podemos ayudar a nuestros pequeños en su educación",

-dijo Anshifa, del sexto grado.

Los niños y niñas que estuvieron al frente tuvieron que abordar muchas preguntas que eran nuevas para ellos. También tuvieron que encontrar soluciones para superar sus dudas sobre sus habilidades para enseñar a los demás y sus inquietudes sobre que los niños y niñas más pequeños los respeten y escuchen durante las clases. Como solución, se les ocurrió implementar "Reglas de oro de la clase" que guiaron a los líderes durante las sesiones y ayudaron a generar confianza mutua.

Newsletter India

Un proyecto totalmente dirigido y de propiedad de los niños y niñas en sí mismo fue una nueva forma de abordar la participación infantil, tanto para ellos como para el personal de apoyo de Shanti Ashram. Se plantearon muchas dudas e inquietudes durante el proceso, pero a través de discusiones y asegurando que los niños y niñas pudieran tomar la iniciativa al 100%, estas fueron superadas y condujeron a un cambio de pensamiento. Deepa, describió este cambio en la apropiación y la participación significativa de los niños y niñas como un despertar a su organización y las formas tradicionales de trabajar con ellos. Se dio cuenta de que los niños y niñas son pensadores creativos y críticos que pueden encontrar soluciones si les damos el espacio para hacerlo y les permitimos tomar la iniciativa:

“Como equipo y organización, hemos aprendido y crecido mucho. Estamos viendo muchos cambios en los niños y niñas que ahora están pensando en las soluciones; antes, los adultos se las estábamos dando, ¡ahora los ellos están recopilando la información! (…) Tenemos que pensar creativamente para hacer todo lo posible con los niños y niñas, ellos pueden pensar de manera muy crítica, fuera de la caja, debemos darles el tiempo y el espacio para participar”.

Los padres y las comunidades de la aldea se mostraron muy receptivos al proyecto infantil y lo acogieron como una alternativa al aprendizaje de los niños y niñas durante el cierre de las escuelas, así como una forma de cerrar la brecha digital con respecto a la educación. Los padres también estaban felices de que los niños y niñas tuvieran esta actividad y no estuvieran solos en casa. Proyectos como este pueden ayudar a los niños y niñas afectados por la pobreza a recibir educación y ponerse al día con la ayuda de sus compañeros. Además, la provisión de educación a los niños y niñas vulnerables puede eventualmente ayudarlos a salir de la pobreza, ya que la educación abre muchas puertas y posibilidades. Según Deepa, los gobiernos también deben hacer más para tomar decisiones inclusivas con respecto a la educación durante tiempos de pandemia, con el fin de no dejar a ningún niño o niña atrás.

Este proyecto involucró en total a 45 niños y niñas de nueve aldeas, apoyando la educación de más de 115 niños y niñas pequeños vulnerables. Este proyecto formó parte del Laboratorio de Soluciones de los Niños y las Niñas, apoyado por Arigatou International a través de sus iniciativas Poner fin a la Pobreza Infantil y Educación Ética para los Niños y las Niñas. El Laboratorio de Soluciones de los Niños y las Niñas crea oportunidades y apoya a los niños y niñas con el objetivo de abordar la pobreza infantil a través de soluciones centradas en la educación.

"Probablemente pueda decir que esta iniciativa será útil para muchos otros y continuaremos apoyando a muchos más niños y niñas en el futuro a través del Laboratorio de Soluciones de los Niños y las Niñas",

-expresó un niño representante del Parlamento de Niños y las Niñas perteneciente al quinto grado.